lunes, 20 de agosto de 2012

Desearía que fuera una pesadilla, y al despertar, estuviéramos juntos.



Hoy he escrito la carta. Pero no una carta cualquiera, si no una carta que da fin a todo. Una carta que acaba tanto con sonrisas como con lágrimas, con los sentimientos más maravillosos que se pueden sentir y con los más horribles, con sonrisas que jamás serán olvidadas ni caerán en el olvido, con momentos que para mí siempre serán MÁGICOS. Una carta que da fin a TODO lo vivido y lo que hubiera quedado por vivir, pero también una carta que será un nuevo comienzo, una carta que marcará una parte de mi vida y me llevará a la felicidad, una carta que aplastará y desechará todos los sentimientos de dolor aunque cueste, llevándolos a la felicidad. Una carta, un nuevo comienzo…una nueva felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario